X Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El láser permite tratar la hiperplasia benigna de próstata de forma rápida y cómoda para el paciente"

19 de Abril 2017
"El láser permite tratar la hiperplasia benigna de próstata de forma rápida y cómoda para el paciente"
Los urólogos del Hospital Viamed Montecanal, con años de experiencia en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata mediante láser, han tratado a más de 1.000 pacientes con esta técnica mínimamente invasiva. El Dr. Carlos Rioja, urólogo de nuestro hospital, nos explica en qué consiste una de las patologías más comunes en los varones a partir de los 50 años, qué síntomas presenta y qué tratamientos existen.

¿Qué es la hiperplasia benigna de próstata y a partir de qué edad suele aparecer?

Desde la pubertad la próstata experimenta un progresivo aumento de tamaño debido a la acción de las hormonas sexuales, hasta llegar a los 15-20 gramos. A partir de los 35 años se inicia un crecimiento benigno en la zona de la próstata más cercana a la uretra o a la salida de la vejiga: este proceso se conoce como hiperplasia benigna de la próstata o HBP. Dicho crecimiento puede llegar a provocar una obstrucción del flujo normal urinario, estrechando el paso de la orina a través del cuello de la vejiga y/o de la uretra prostática.

¿Qué prevalencia tiene esta patología?

La HBP afecta aproximadamente al 50% de los varones entre 51 y 60 años, llegando al 90% en varones de 80 años, pero sólo el 30% presentan una sintomatología importante.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes y cuáles nos indican que debemos acudir a un especialista?

Los síntomas más comunes suelen ser: dificultad para iniciar la micción o necesidad de hacer fuerza para orinar, sensación de no haber vaciado completamente la vejiga después de orinar, dificultad para aguantar las ganas de orinar; chorro miccional con poca fuerza, entrecortado y micción prolongada, necesidad de orinar poco tiempo después de la última micción, o despertarse varias veces por la noche con ganas de orinar. Si aparece alguno de estos síntomas y, sobre todo, si su aumento es progresivo, es recomendable y necesario visitar al especialista. 

¿Podemos hacer algo para prevenir su aparición? ¿Y para mantener una buena salud prostática?

La obesidad, un consumo excesivo de grasas saturadas y proteínas de origen animal, la falta de ejercicio físico y un consumo excesivo de alcohol, están relacionados con un mayor riesgo de desarrollar la hiperplasia benigna de próstata. Por ello, es recomendable aumentar el consumo frutas y verduras (dieta cardiosaludable), mantener un peso adecuado, practicar ejercicio físico, no fumar y en caso de consumir alcohol hacerlo de forma moderada.

Tratamientos

¿Qué tratamientos existen para la HBP?

Existe un cuestionario internacionalmente aceptado (IPSS) que nos permite objetivar la intensidad de los síntomas de la HBP. Ante los casos leves o moderados y sin complicaciones, disponemos de fármacos muy efectivos tanto para mejorar el flujo urinario como para evitar el crecimiento de la próstata. En los casos más severos, recurriríamos a la cirugía con láser. En el caso de pacientes que, por diversos motivos, no desean o pueden realizar la cirugía o no toleran los fármacos específicos para el tratamiento de la HBP disponemos actualmente de modernos dispositivos como iTind o Urolift. Se tratan de dispositivos  que logran desobstruir la uretra prostática de forma mínimamente invasiva, y permitiendo cirugías posteriores.

Funcionamiento del láser 

La cirugía con láser es una de las opciones más demandadas. ¿Qué ventajas ofrece?

La aplicación de cirugía con láser para la HBP ha revolucionado el tratamiento de esta patología. La ventaja fundamental es que se trata de una cirugía poco invasora, que evita las hemorragias tan frecuentes en la cirugía convencional, lo que permite una estancia hospitalaria muy corta, de horas, y una recuperación más rápida y con mínimas complicaciones.

¿En qué consiste la intervención?

A través de un fino endoscopio (resector) que se introduce por la uretra, una fibra de láser emite un haz de luz que "vaporiza" el tejido prostático. Convierte el tejido en vapor, prácticamente sin sangrado. La recuperación es muy rápida, pudiendo retirar la sonda a las 12 horas aproximadamente y siendo dado de alta precozmente.

¿A cuántos pacientes aproximadamente se ha intervenido ya de HBP con láser en Montecanal?

En nuestro equipo tenemos más de 10 años de experiencia en el tratamiento de la HBP con láser. Inicialmente con un equipo de láser Verde HPS de 120w y recientemente con el de última generación, láser XPS de 180 watios. Llevamos tratados más de 1.000 pacientes con esta técnica.

Pincha sobre este link para ver el vídeo-testimonio de un paciente intervenido con láser verde en Viamed Montecanal.

Pincha sobre este link para ver el vídeo que se realizó con motivo de la incorporación del láser verde XPS al Hospital Viamed Montecanal.

Volver